• 18 JUL 17
    • 0
    Llegan las vacaciones, y ahora… ¿qué hago con mi dieta?

    Llegan las vacaciones, y ahora… ¿qué hago con mi dieta?

    Se estima, que de media, un español coge entre 3 y 5kg de peso durante las vacaciones de verano. Desde la clínica El Espinillo vamos a darte 4 consejos saludables para que esto no te suceda a ti.

    1. Realiza actividad física: la excusa de todos los que no hacen ejercicio a lo largo del año es que no tenemos tiempo por el trabajo, colegios, niños, estudios, etc. Pero en vacaciones la mayor carga de todo esto se elimina por lo que aprovecha para realizar ejercicio físico al aire libre acompañado de amigos o familia.

    Si tus vacaciones son en ciudad prepara rutas turísticas a pie o coge bicicletas para visitar la ciudad. Aprovecha las primeras y últimas horas del día, cuando el sol nos da una pequeña tregua. Programar rutas en zonas de montaña cercanas o ríos donde poder refrescarnos es una gran opción.  

    Si por el contrario tus vacaciones son en la playa aprovecha para dar largos paseos por la misma, nadar o realizar actividades acuáticas como patinetes, canoas, etc.

    Recuerda que la actividad física no solo nos ayuda para nuestro estado corporal sino también para aliviar el estrés de todo el año y si es en compañía refuerza las relaciones sociales.

    2. Bebe agua: ¿por qué tenemos que cambiar nuestro hábito de hidratación en verano? Aproximadamente el 60% de nuestro cuerpo es agua y en este medio se realizan muchas funciones vitales.

    Podemos aderezar nuestro agua con rodajas de frutas de temporada (limón, naranja, manzana, sandía, melón, piña…), hortalizas como el pepino o hierbas aromáticas como la menta, albahaca o hierbabuena, con unos cubitos de hielo para refrescarnos aún más. Si salimos fuera, estas ideas también pueden pedirse en un bar-restaurante pero si no te son suficientes podemos utilizar zumos de verduras y hortalizas como el clásico zumo de tomate o las más de moda zumos de zanahoria, pepino, espinacas, etc. Infusiones con hielo o café o descafeinado también son otras opciones a la hora de salir fuera de casa. Todos estaréis pensando que los refrescos light o zero serían otra opción saludable, pero no, y es que aunque son bajos o nulos de azúcares simples siguen teniendo un gran sabor dulce por la gran cantidad de edulcorantes que contienen. Estos edulcorantes no son inocuos en nuestro organismo, existen diferentes estudios que relacionan el consumo de los mismos con cambios negativos en nuestra microbiota (flora bacteriana intestinal).

    3. Evita excederte con los dulces: qué estemos de vacaciones no significa que podamos comer sin control todo lo que no debemos. Con esto me refiero a bollería (incluimos las galletas), helados, gominolas, refrescos… Podemos preparar en casa helados caseros a partir de fruta congelada con leche o bebida vegetal o yogures por ejemplo. Un capricho no nos hará daño pero una semana entera llena de caprichos sí. Lleva siempre a mano frutas y frutos secos para entre horas de esa forma tendremos una opción más saludable.

    4. Planifica las comidas con antelación: igual que planificamos nuestras vacaciones es importante planificar nuestras comidas durante las mismas. De ese modo no improvisaremos, caeremos en menos tentaciones y llevaremos una alimentación más saludable.

    • Esperamos que estos consejos os ayuden a llevar unas vacaciones más saludables, y recordad que nuestra experta en nutrición estará encantada de ayudaros a conseguirlo ¡Feliz Verano!

    Leave a reply →

Promociones

Clínica El Espinillo

Más de 4000 pacientes han confiado en nosotros, descubre porqué.



Clínica El Espinillo
Avda. de la Felicidad 43
28041 Madrid

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR